Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×

¿Quieres recibir notificaciones?

Recibirás noticias de tus equipos, previas, directos, resultados... ¡Recomendado!


Acepto Ahora mismo no

La MSN se separa con unos números históricos

Messi, Suárez y Neymar han disputado un total de 122 partidos juntos, en los que se convirtieron en el tridente más letal que ha visto el fútbol.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @danielmv,

La MSN se separa tras tres temporadas juntos. Foto: Clarín.
La MSN se separa tras tres temporadas juntos. Foto: Clarín.

Están Di Stéfano, Puskas y Gento, o Pelé Didi y Vavá… Pero muy pocos olvidarán a partir de hoy el tridente que han formado durante tres temporadas Messi, Suárez y Neymar. El destino del último de ellos ya lo conocemos. Los aficionados al fútbol (seguidores culés o no) hemos tenido la suerte de disfrutar como enanos de las diabluras de una de las delanteras más letales de la historia de este deporte.

Con la marcha de Neymar la MSN se diluye, pero atrás quedan muchas tardes de gloria para el barcelonismo y una sociedad ilimitada dentro del campo. Messi era (y es) el dueño del castillo. Hace cuatro temporadas fue Neymar el que se unió a la causa, y un año después Suárez completó un trio de lujo.

En total, la MSN ha disputado 122 partidos juntos, con unos números que asustan y que son ya historia desde hoy. Entre los tres han anotado nada menos que 298 goles. 66 en la temporada 2014-15, 130 en la 2015-16 y 102 en la 2016-17. Además, en 21 ocasiones los tres han perforado la portería rival en el mismo partido. Goles, muchos goles que se han traducido también en un puñado de títulos: 2 Ligas, 3 Copas del Rey, 1 Champions, 1 Supercopa de Europa, 1 Mundial de Clubes, 3 Pichichis, 1 Bota de Oro y 1 Balón de Oro.

Ahora, con la salida de Neymar, muchos aficionados culés no solo lamentan, sino también critican con saña la marcha del brasileño. Pero lo que es una realidad es que pocos olvidarán las incontables alegrías que han vivido de la mano de estos tres fenómenos.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen