Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×

¿Quieres recibir notificaciones?

Recibirás noticias de tus equipos, previas, directos, resultados... ¡Recomendado!


Acepto Ahora mismo no

El Real Madrid hace historia con su segunda Champions consecutiva

El equipo de Zidane volvió a coronarse en Europa y logró su duodécima Liga de Campeones gracias a un imparable Cristiano Ronaldo, que marcó dos goles. Casemiro y Asensio cerraron una noche mágica en Cardiff.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @danielmv,

El Real Madrid, campeón de la Champions 2016-17. Foto: Twitter.
El Real Madrid, campeón de la Champions 2016-17. Foto: Twitter.

Dos años y dos Champions League. El Madrid ha vuelto a hacer historia. Si hace unos pocos años el equipo blanco buscaba la tan ansiada décima, hoy, en Cardiff, ante la Juventus, el equipo orquestado por Zidane ha logrado su duodécimo título europeo y su segunda Champions de manera consecutiva, algo que no había logrado ningún equipo hasta la fecha.

El Millenium Stadium de Cardiff recibía a dos pesos pesados. Por un lado un Madrid que casi sin hacer ruido ha recuperado su hegemonía en el fútbol europeo. Enfrente una Juventus que presumía de ser el equipo menos goleado de la Champions y que hoy buscaba su tercera Liga de Campeones.

El Madrid salió agazapado, sin querer pegar primero ante una Juve que arrinconó al campeón de Europa gracias a un enorme partido por banda izquierda de Alex Sandro, que abusó de Carvajal durante la primera mitad. Fue entonces cuando llegó el de Madeira. Si hace unos pocos meses Cristiano Ronaldo lograba su cuarto Balón de Oro, hoy se ha enfundado el traje de forma anticipada para recoger el quinto de su carrera. Kroos, excelso hoy sobre el campo, cabalgó como nadie para entrar en los dominios de Buffon y Cristiano culminó el contragolpe con un derechazo raso que Buffon no pudo frenar.

La Juventus, lejos de arrugarse, respondió con la misma contundencia ante un Madrid pausado tras el 0-1. Sandro se filtró por banda izquierda y el balón colgado cayó en los pies de Mandzukic, que marcó el gol de la final con una media chilena que sorprendió a Keylor Navas.

Hasta el descanso, la Juventus tuvo el dominio de la final. Pero el segundo asalto fue otra historia. Si algo tiene este Madrid que le ha llevado al techo de Europa es su gen ganador, y los segundos 45 minutos fueron una muestra innegable de ello.

Los de Zidane agarraron a la Juventus por la yugular y ya no la soltaron hasta levantar la Champions al cielo de Cardiff. Primero fue Casemiro el que niveló la balanza hacia el blanco con un potente disparo lejano que tocó en Khedira y se convirtió en veneno para Buffon. Apenas dos minutos después Cristiano se coló entre la defensa ‘bianconeri’ para rematar a bocajarro la asistencia de Modric y ser aún más eterno con el Real Madrid. La Juventus ya se había rendido, pero el Madrid quería la guinda, que llegó gracias a un Marco Asensio que puso el 1-4 definitivo y se posicionó como futura estrella blanca.

El éxtasis llegó a la grada del Millenium Stadium. El Madrid, una vez más, es campeón de Europa. Y ya van doce. Un número que empieza a quedarse corto para un equipo que parece no tener techo.

 

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen