Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×

¿Quieres recibir notificaciones?

Recibirás noticias de tus equipos, previas, directos, resultados... ¡Recomendado!


Acepto Ahora mismo no

El Real Madrid supera el récord de imbatibilidad del Barcelona

El conjunto de Zidane consiguió darle la vuelta al 3-1 del Sevilla y logró el empate sobre la bocina por medio de Benzema. Un resultado con el que alcanza los 40 partidos invicto.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @danielmv,

Con el gol de Benzema, el Madrid alcanzó los 40 partidos sin conocer la derrota. Foto: Twitter.
Con el gol de Benzema, el Madrid alcanzó los 40 partidos sin conocer la derrota. Foto: Twitter.

El Madrid suma y sigue, y ya van 40 partidos sin hincar la rodilla, superando la marca que estableció el Barça de Luis Enrique la temporada pasada. Lo hizo en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Sevilla (3-3). El conjunto blanco, que logró un holgado 3-0 en el Bernabéu, se plantó en el Sánchez Pizjuán sin Cristiano y sin Modric pero con la tranquilidad que le daba el resultado de la ida.

Una placidez que se rompió muy pronto con un incomprensible gol en propia puerta de Danilo, que intentó despejar de cabeza dentro del área, pero terminó convirtiéndose en el verdugo de Kiko Casilla. La grada sevillista se encendió con el autogol del Madrid, pero los de Zidane le dieron la vuelta al marcador en la segunda mitad tras un gran gol de Marco Asensio, que culminó una veloz galopada con el 1-1.

El Sevilla, lejos de bajar los brazos, volvió a ponerse por delante por medio del debutante Jovetic, que empalmó un gran centro de Escudero para poner el 2-1. La hazaña era como escalar el Everest sin botellas de oxígeno. Aun así, Iborra puso el tercero de la noche tras arrebatarle el balón a Casilla de las manos. 13 minutos por delante y dos goles… cosas peores se han visto.

Hasta que apareció el de siempre, el que volvía a casa. Penalti de Kranevitter a Casemiro del que se adueñó Ramos, que tiró de sangre fría no solo para lanzar desde los once metros, sino para hacerlo suavemente, acariciando la pelota y señalándose el nombre serigrafiado en su espalda, un gesto que no gustó a la grada de su antiguo equipo.

El Sevilla soñaba, al menos, con privar al Madrid del récord de partidos sin conocer la derrota. Tampoco pudo ser. A pocos segundos para el final, Marcelo combinó con Benzema para que el francés pusiera el 3-3 definitivo, con el que sellaba el pase a cuartos de final de la Copa del Rey y escribía un nuevo capítulo en la historia de LaLiga. 40 partidos. 30 victorias y 10 empates.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen