Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×

¿Quieres recibir notificaciones?

Recibirás noticias de tus equipos, previas, directos, resultados... ¡Recomendado!


Acepto Ahora mismo no

El Sevilla, indignado por tres jugadas polémicas

El conjunto de Jorge Sampaoli es marchó del Bernabéu con un claro 3-0 en el bolsillo, un resultado que no estuvo exento de debate por la actuación de Mateu Lahoz.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @danielmv,

Mateu Lahoz fue uno de los protagonistas inesperados del partido entre el Madrid y el Sevilla. Foto: Marca.
Mateu Lahoz fue uno de los protagonistas inesperados del partido entre el Madrid y el Sevilla. Foto: Marca.

Tras proclamarse campeón del mundo, el Real Madrid comenzó el 2017 por todo lo alto. El Sevilla se presentó en el Bernabéu en los octavos de final de la Copa del Rey, y lo hizo con la ilusión de sorprender a un equipo en el que no estaban grandes figuras como Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Gareth Bale, Pepe, Kovacic y Lucas Vázquez.

Pero los de Sampaoli se parecieron muy poco al equipo que dijo adiós al año 2016. El técnico argentino dejó clara su hoja de ruta en la previa del choque: “Nuestro objetivo es ahogar al Madrid en su campo”. Nada más lejos de la realidad.

El conjunto blanco se hizo dueño y señor del partido desde el pitido inicial de Mateu Lahoz. Dos goles de James y uno de Varane fueron suficientes para dejar encarrilados los octavos de final de Copa. Aun así, y pese al dominio de los blancos durante los 90 minutos, el Sevilla reclamó varias jugadas que pudieron haber cambiado el signo del partido.

La primera se produjo a los pocos minutos del inicio, cuando Carvajal agarró a Iborra dentro del área. El Sevilla reclamó pero Mateu dejó seguir. La segunda jugada polémica tuvo lugar a la media hora, cuando Varane anotó el 2-0 a la salida de un córner. Un saque de esquina que no debió existir por una falta previa del Madrid. La tercera queja de los andaluces fue en el definitivo 3-0 de James. El colombiano anotó desde el punto de penalti tras un penalti de Mariano a Modric. Lo que Mateu Lahoz no vio es que fue James el que empujó sin querer a su propio compañero.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen