Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×

¿Quieres recibir notificaciones?

Recibirás noticias de tus equipos, previas, directos, resultados... ¡Recomendado!


Acepto Ahora mismo no

Cuando el sueño de ser futbolista se acaba con 21 años

Víctor Pino, ex jugador del Castellón, ha decidido colgar las botas a su temprana edad. “El fútbol ha cambiado mi forma de ser y yo no quiero ser así”, confesó.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @danielmv,

Víctor Pino, en su última etapa en el Castellón. Foto: Twitter.
Víctor Pino, en su última etapa en el Castellón. Foto: Twitter.

Cuando somos pequeños todos soñamos con ser médico, policía y, como no, futbolista. Pero ese sueño de ser el próximo Messi o Cristiano Ronaldo no siempre es un lecho de rosas y puede convertirse en una auténtica pesadilla. Víctor Pino es, a sus 21 años, ex jugador de fútbol. Y no, su temprana retirada no se debe a una lesión, sino a la presión y la exigencia de la competición, un deporte que ha “destrozado” a este joven castellonense.

El fútbol no me hacía bien, me quitaba las ganas de todo. Ha cambiado mi forma de ser y yo no quiero ser así”, reconoció Pino en unas declaraciones a ‘Levante EMV’. Víctor reconoce que su decisión no ha sido tomada a la ligera: “Cuando llegas al fútbol de verdad, es diferente. A lo mejor no he tenido suerte con los entrenadores, no he encontrado a ninguno que confiara de verdad en mí, y eso va mermando la seguridad en ti mismo. El fútbol me afectaba demasiado y ha llegado el momento en el que no me compensa”, aseguró.

Antes de colgar las botas, Víctor jugó en la cantera del Villarreal, el Olimpic de Xàtiva y el Borriol. Ahora, tras anunciar su temprana e inesperada marcha, el ex del Castellón no sabe cuál será su futuro: “Mi pensamiento ahora mismo es olvidarme durante un tiempo del fútbol, despejar la mente. El futuro nunca se sabe. Si me vuelven las ganas de jugar valoraré si merece la pena”.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen