Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

El Sevilla gana fuera de casa más de un año después

El conjunto de Jorge Sampaoli puso fin a 23 jornadas de Liga sin conocer la victoria fuera del Sánchez Pizjuán. Sarabia fue quien rompió el gafe en Leganés a tres minutos del final.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Sarabia fue quien dio la tan esperada victoria al Sevilla fuera del Pizjuán. Foto: @conectasevilla.
Sarabia fue quien dio la tan esperada victoria al Sevilla fuera del Pizjuán. Foto: @conectasevilla.

El Sevilla puso fin en Butarque a su maleficio liguero fuera de casa, donde no ganaba desde hacía más de un año, concretamente desde el 23 de mayo de 2015 en Málaga. Lo hizo gracias a un golazo de Sarabia, que anuló las esperanzas de remontada del Leganés (2-3).

La idea del Leganés fue clara desde el principio: robar y salir a la contra, tocar poco y correr mucho. Serios en el centro del campo, obligaban a trabajar a Nasri lejos de su zona de confort y dificultaban la aparición de Vázquez y Vitolo.

En ataque siguieron las pautas marcadas. El balón duraba poco en los pies y llegaba pronto al territorio de Luciano. El brasileño no rehuía su papel y tuvo tres claras. Todas quedaron en agua de borrajas gracias a Sergio Rico y a la mala puntería de cara a puerta.

En el Sevilla, quien destacaba era Mariano. Encargado de desabrochar el corsé que apretaba al equipo con sus incorporaciones por el carril diestro. Una de esas aventuras fue la génesis del primer tanto de la mañana. El brasileño llegó en la ayuda, contemporizó, entregó a Vietto, que puso un centro al área que cabeceó Vázquez al fondo de la red. Poco más hasta el descanso.

El paso por vestuarios activó de nuevo al anfitrión. En menos de un minuto Szymanowski puso a prueba la dureza de las manos de Rico después de caracolear en el área y Gabriel hizo lo propio con un tiro que acabó en despeje.

Esa efectividad que le faltaba a los ‘pepineros’ le sobraba al Sevilla. En su primer acercamiento claro de la segunda parte Escudero fue ganando metros hasta llegar a zona de peligro. Se la dio a Vietto y este se encargó de asociarse con Nasri. Salvó Serantes con acierto el intento inicial del galo pero nada pudo hacer con el segundo.

El Sevilla ya acariciaba esa esperada victoria fuera de casa, pero al poco de encajar el golpe, un esférico que cayó en la media luna lo enganchó con furia Timor para recortar distancias. Szymanowski fue quien terminó de incendiar a la grada de Butarque. El argentino le ganó la espalda a la defensa para hacerse con un pase largo de Rubén Pérez y definió con delicadeza ante la salida de Rico. Se entonó en la grada el "sí se puede", aunque finalmente no se pudo.

Sarabia, que había entrado por Iborra, apareció por el borde del área y se sacó un zapatazo con efecto que se coló por la escuadra enmudeciendo a los presentes. Un tanto que permite a los andaluces ganar como visitantes después de veintidós salidas ligueras sin hacerlo y que condena a los locales a esperar para conseguir el primer triunfo ante su público en la máxima categoría.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen