Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Cinco motivos que refuerzan al Atleti tras el empate en el Camp Nou

El Atlético de Madrid sacó un valioso punto en la quinta jornada de Liga ante el Barça, un empate en el Camp Nou que refuerza a los de Simeone de cara al futuro.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

eeb9055a8669616f03f7b9bbb9c2800aea282dbd

El escenario y el rival:

El de ayer fue el peor adversario y el campo más difícil para el Atlético en la era Simeone. El técnico argentino aún no ha ganado en el Camp Nou en estos cuatro años y nueve meses, con un balance de cuatro empates y cinco derrotas en sus nueve visitas. Además, el Atleti no gana en el feudo culé desde el año 2006, por lo que el punto de ayer dejó un buen sabor de boca. Sus tres empates y tres victorias en lo que llevamos de temporada mantienen a los rojiblancos en la pelea tras el tropiezo del Madrid.

El rendimiento en defensa:

El equipo fue impenetrable durante muchos momentos para el Barcelona. Juanfran se impuso al brasileño Neymar por el lateral derecho, los centrales Savic y Godín dominaron su área y Filipe Luis contuvo bien por el lado izquierdo. El conjunto rojiblanco minimizó las ocasiones de un equipo que solo logró derribar el muro en un balón colgado que remató Rakitic.

La reacción tras el gol:

El Atlético intentó de inicio una presión arriba a la salida del balón del Barcelona, después sufrió en el primer tiempo cuando su adversario le empujó hacia atrás y recibió el 1-0 poco antes del descanso, pero se levantó de inmediato. A los 16 segundos del segundo tiempo, generó ya una ocasión clara. Y a la hora del duelo puso el 1-1 definitivo.

El funcionamiento táctico:

El Atlético fue un bloque muy compacto durante los 90 minutos, con las líneas muy juntas, cuando se repliega o cuando propone una presión más alta. Su rigor y riqueza táctica para variar según marche el partido es una de sus esencias desde que Simeone está en el banquillo, con una inteligencia y una milimétrica ocupación de los espacios que anuló casi todo el choque a uno de los equipos más poderosos en ataque del mundo.

Con un ridículo 30% de posesión al Atlético no le importó, porque se maneja como nadie cuando se trata de anular la transición hacia su portería del equipo rival. "Somos el equipo que sabe encontrar mejor los espacios, pero ellos son los mejores del mundo en ese repliegue defensivo", destacó Luis Enrique tras el choque.

Los cambios, fundamentales:

Fernando Torres y Ángel Correa por Kevin Gameiro y Saúl Ñíguez. Mejor imposible. En la primera pelota que tocaron, los dos conectaron para el empate, anotado por el atacante argentino. Simeone ya avisó en la víspera que necesitaría en el Camp Nou de los cuatro delanteros, que ya han marcado al menos dos goles cada uno en este inicio de curso.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen