Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

El Sevilla FC gana al Espanyol con  un festival de goles y fallos

El Sevilla ganó 6-4 al Espanyol en un partido loco, trepidante y que ofreció un festival de goles y de muchos fallos


Foto del autor Fausto Ortega @Fausto,

Sevilla - Espanyol |Foto: LaLiga
Sevilla - Espanyol |Foto: LaLiga

Ambos equipos, muy renovados, con nueve fichajes el Sevilla y siete el Espanyol y con Jorge Sampaoli y Quique Sánchez Flores como nuevos técnicos, afrontaban con ilusión el debut liguero y, en el caso de los andaluces, con la exigencia de resarcirse, además, de sus dolorosas derrotas en las supercopas de Europa y de España.

Pese a sus muchas bajas en defensa por las sanciones de Carriço y Kolo, y las lesiones de Rami, Escudero, Tremoulinas y el meta David Soria, los locales, con un once muy ofensivo con Vitolo de carrilero izquierdo, cuatro medios de mucho toque y dos puntas, Vietto y Ben Yedder, salió con mucha intensidad para buscar su primera victoria.

El Espanyol no se arredró y fue el primero en golpear merced a un robo de balón de Baptistao, que cedió a Piatti para que hiciera el 0-1 por bajo y tras dar en un poste, a los 8 minutos. Los andaluces, en su mejor fase de juego, rozaron el 1-1 en ocasiones de Vietto, que mandó de chilena el balón al palo, y Vázquez, aunque el gol no llegó hasta el cuarto de hora con un magnífico cabezazo de Sarabia

El Sevilla fue letal, no dio opciones a los de Quique y, tras un aviso de Ben Yedder que abortó bien Roberto, el propio punta francés logró el 5-3 a los 66 minutos al definir perfectamente en un pase de Vietto, una goleada que amplió a un cuarto de hora del final el japonés Kiyotake tras un genial servicio de Franco Vázquez.

Al Espanyol, que pudo empatar un minuto antes del 5-3 pero Gerard no llegó de milagro a un centro de Baptistao, le faltó consistencia en defensa y mayor profundidad para no esperar solo el error del rival y hacer más daño arriba, aunque, tras salvar Sergio Rico un gol a Baptistao, Gerard maquilló al final el marcador con el 6-4.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen