Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Sevilla y Barcelona se juegan la Supercopa y la fiabilidad de sus proyectos

Sevilla y Barcelona se juegan este domingo el título de Supercopa de España y, además, la confianza en los proyectos de Sampaoli y Luis Enrique


Foto del autor Fausto Ortega @Fausto,

Sampaoli durante la rueda de prensa | Foto: @SevillaFC
Sampaoli durante la rueda de prensa | Foto: @SevillaFC

Sevilla y Barcelona volverán a enfrentarse en una final tras la de la Copa del Rey de 2016, que ganaron los de Luis Enrique en la prórroga por 2-0, y la de la Supercopa de Europa del año pasado, en la que los culés también se impusieron por 5-4.

El Sevilla de Sampaoli se presentará ante su etadio después del duro encuentro en la final de la Supercopa de Europa que perdió ante el Real Madrid y que, pese al buen juego desplegado por momentos por los sevillistas, ha podido dejar en el aire alguna duda sobre la idea del argentino

Sampaoli se enfrenta a un examen exigente en el que deberá demostrar la solvencia defensiva para que la afición sevillista ratifique la fiabilidad del nuevo proyecto, pese a que su equipo aún se encuentra en rodaje.

El Sevilla afronta la exigente ida de la Supercopa de España con las dudas de Vicente Iborra y Nico Pareja, que salieron tocados de la final de Trondheim (Noruega); y con las bajas seguras de Daniel Carriço, también convaleciente, y Timothée Kolodziejczak, quienes no podrán jugar ninguno de los dos partidos de la final por sanción.

Tras lograr la Liga, la Copa del Rey, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa la pasada campaña, el Barcelona arranca una nueva temporada disputando, ante el Sevilla, la ida de la Supercopa de España, un título que, de lograrse, sería el octavo conquistado por Luis Enrique Martínez desde que se sienta en el banquillo azulgrana.

El equipo catalán afrontará este primer acto de la final sin el delantero Neymar da Silva y el centrocampista Rafinha Alcántara, que están disputando con Brasil los Juegos Olímpicos, y el portero Marc-André ter Stegen, de baja por un esguince de rodilla.

También con la duda de si el defensa Jordi Alba, que este sábado volvió a ejercitarse con normalidad tras encadenar varios problemas físicos que le han impedido estrenarse en los partidos de pretemporada, está en condiciones de entrar en el once titular.

La ausencia de Ter Stegen cierra, por ahora, el debate en la portería y confirma de nuevo la titularidad del chileno Claudio Bravo, y la falta de rodaje de Jordi Alba otorgaría la plaza de lateral zurdo al francés Lucas Digne, uno de los nuevos fichajes del Barça.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen