Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

UEFA: "Queremos poner en valor las imágenes positivas del fútbol"

La UEFA reflexiona sobre una fórmula para recompensar a las mejores aficiones desplazadas al torneo.


Foto del autor Gema Armenteros Pérez @GemaAP,

Para contrarrestar las lamentables imágenes de batallas campales entre aficionados radicales rusos e hinchas ingleses que empañaron el inicio de la Eurocopa, la UEFA reflexiona sobre una fórmula para recompensar a las mejores aficiones desplazadas al torneo.

"Estamos buscando alguna forma para recompensar a las aficiones. Queremos poner en valor las imágenes positivas del fútbol", declaró hoy secretario general de la UEFA, Theodore Theodoridis, en un encuentro con una decena de medios internacionales.

La institución que gestiona el fútbol europeo amenazó de expulsión de la competición a las selecciones de Inglaterra y Rusia tras los incidentes en Marsella en la primera semana de torneo.

Con Rusia eliminada en la fase de grupos e Inglaterra derrotada anoche por Islandia, los problemas con sus seguidores han desaparecido de la agenda de la Eurocopa. Su espacio mediático, en clave positiva, lo han recuperado los seguidores que animan a sus equipos con originalidad y devoción.

Los aficionados islandeses han popularizado en Francia un grito seco y gutural con el que atemorizan a los rivales de sus jugadores, que se medirán el próximo domingo contra Francia en cuartos de final.

Los norirlandeses artífices del himno no oficial de la Eurocopa, un cántico que ha hecho famoso a Will Grigg, pese a que no ha jugado ni un minuto en el torneo.

Los seguidores de Irlanda del Norte hicieron suyo el himno y no se han cansado de repetirlo antes, durante y después de los partidos, pinta de cerveza en mano, por supuesto.

La tercera afición que se ha ganado por méritos propios su derecho a aspirar al premio que quiere implementar la UEFA es la de sus vecinos del sur, Irlanda, que han demostrado tener un talento envidiable para afrontar la embriaguez con civismo.

Casi siempre con vídeos que han dado la vuelta al mundo en las redes sociales, los hinchas irlandeses han recogido los desperdicios y las basuras generadas por su propio alborozo colectivo, han cantado nanas a bebés en tranvías, han cantado serenatas a mujeres hermosas y han confraternizado con la policía francesa.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen