Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Piqué, el eterno debate

De 0 a 100 tras dos jornadas, de 100 a 0 tras el primer contratiempo, momento para los aficionados de sacar el dedo acusador al aire.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Sergio Ramos y Piqué celebran el 1-0 de España ante la República Checa. Foto: Twitter.
Sergio Ramos y Piqué celebran el 1-0 de España ante la República Checa. Foto: Twitter.

Piqué. La eterna disputa. Tras el debut de España ante la República Checa y el gol salvador de Gerard todo eran alegrías, todos éramos españoles y la Eurocopa estaba casi ganada. Ahora, tras el varapalo inesperado ante Croacia y el consiguiente tourmalet para España en su camino hacia la final, las miradas de los aficionados se vuelven a centrar en todo lo que no interesa, en todo lo que no es fútbol. Así es el fútbol español, un péndulo según la dirección del viento.

Piqué, acostumbrado a ser el tema de las tertulias, llegó a Francia a un gran nivel, se asoció con Sergio Ramos en el corazón de la zaga española y demostró tras el gol ante la República Checa que más allá de rivalidades y roces pasados España son 23 jugadores que reman juntos en dirección a Saint Dennis. En central azulgrana calló en su llegada a Francia, permaneció en silencio tras su gol, y optó por la misma táctica tras su supuesto ultraje a la bandera. “Intentemos ganar la Eurocopa todos juntos”, el mayor argumento de Piqué para paliar todo lo ajeno al balón.

El 3-0 ante Turquía fue un subidón para todos. La revolución había llegado al vestuario de ‘la roja’. Los Morata, Nolito y compañía habían encajado a tiempo y como un guante en un equipo que buscaba la reválida en la Eurocopa. Pero llegó la derrota ante Croacia, la pájara de los de Vicente del Bosque tras el gol de Morata, la lamentable actuación de David de Gea y el despropósito de Piqué al himno español. De 0 a 100 tras dos jornadas, de 100 a 0 tras el primer contratiempo, momento de sacar el dedo acusador al aire. Error.

Italia será la primera bola de partido, el termómetro para calibrar el estado de una selección que pese a no haber ganado nada aún sabe cómo hacerlo.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Najenk avatar
    0

    A mi me tiene despistado Piqué, por un lado parece que no quiere España, y por otro lado se ve motivado jugando con España. A ver si se aclara, o está en un lado o en el otro

    Click para elegir imagen