Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

España, con la vista puesta en octavos

Los de Vicente del Bosque saldrán al Allianz Riviera con ganas de estar entre los 16 mejores. La victoria ante la República Checa y las buenas sensaciones sobre el campo invitan al optimismo.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Gerard Piqué remata de cabeza en el que fue el gol de la victoria ante la República Checa. Foto: Instagram.
Gerard Piqué remata de cabeza en el que fue el gol de la victoria ante la República Checa. Foto: Instagram.

Segundo partido de España en esta Eurocopa y primera oportunidad para los de Vicente del Bosque de alcanzar los octavos de final. Enfrente estará Turquía, una selección que llega tocada al encuentro tras su derrota en la primera jornada ante Croacia y que espera la resurrección de su capitán y mayor arma sobre el campo, Arda Turan.

España salvó la papeleta en su debut ante la República Checa. El gol de Piqué sobre la bocina reconcilió a todos los escépticos y volvió a unir a los aficionados en una sola bandera, la de ‘la roja’. La imagen del central catalán celebrando el gol con Sergio Ramos fue el aderezo que le faltaba a la selección en el arranque de la competición. España dominó, sufrió y ganó en su debut, algo que no hacía en competición oficial desde la Eurocopa del año 2008.

Ante los turcos no vale el tropiezo. Aunque el nuevo sistema de la Eurocopa otorga posibilidades al tercer clasificado de pasar a los octavos de final, los nuestros quieren estar entre los 16 mejores por la vía rápida y dejando a un lado cualquier signo de vacile sobre el campo.

Los Otomanos tienen a Turan, que buscará reivindicarse en Niza tras las críticas recibidas por su propio país, pero España tiene a Ramos, a Piqué, a Busquets, y sobre todo a Iniesta. El de Fuentealbilla se ha convertido en el hombre a seguir tras el primer partido ante la República Checa. El “justicia para Iniesta” ha sido un clamor tras la ausencia del Andrés en el once ideal de la primera jornada, y su exhibición ante los checos le postula como el gran líder de España hoy en el Allianz Rivier.

Todo apunta a que Del Bosque repetirá el mismo once ante Turquía. Si algo funciona para que cambiarlo ha debido pensar el salmantino. Los tres puntos logrados el pasado lunes y las buenas sensaciones mostradas por el campo han acallado cualquier debate sobre los que deben o no salir de inicio. La historia de la portería parece haber quedado finiquitada también. Del Bosque no se achantó por el ‘caso Torbe’ y De Gea será el encargado de velar por los tres palos. España parece vivir en un lecho de rosas, queda ahora confirmar ese buen estado físico y anímico ante los de la luna y la estrella.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen