Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Cristiano y Griezmann, el gol como ADN

El portugués llegará a la Milán con ganas de levantar su tercera Champions, mientras que el colchonero es un primerizo en esta cita.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Cristiano y Griezmann llegan en estado de gracia a la final de la Champions: Foto: Instagram.
Cristiano y Griezmann llegan en estado de gracia a la final de la Champions: Foto: Instagram.

Hoy es la madre de todas las batallas. Real Madrid y Atlético de Madrid. La orejona está en juego. La Undécima o La Primera. Dos años después se repite una historia de la que ningún equipo quiere hablar. Esta vez la cita es en Milán, y para alzar la Champions no vale especular ni mirar al pasado, sino a un presente que puede ser glorioso para cualquiera de los dos.

En ese presente hay dos jugadores que son puro nervio, puro gol. Abrir la lata da la vida en una final, y si hay dos jugadores con todas las de destrozar el marcador en San Siro esos son Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann.

El portugués, símbolo y máximo goleador de la historia del Real Madrid con 364 goles, 51 en 47 encuentros esta temporada. Con dos Champions en su haber (una con el Manchester y La Décima con el Madrid) Cristiano saltará “al 100%” al césped de San Siro. El de Madeira ha pasado por chapa y pintura estas últimas semanas y ante el Atlético buscará marcar la diferencia, algo que lleva grabado a fuego desde que lo parió su madre. Ante sí tiene el gran reto de derrocar a la zaga colchonera y romper su mini sequía de cinco derbis sin batir a Oblak.

En el otro lado estará Antoine Griezmann. El francés es primerizo en una final de Champions, pero su bagaje esta temporada de 32 goles en 53 partidos le permite el lujo de llegar a Milán como el gran protagonista atlético. Griezmann está en la agenda de media Europa, y un gol ante el Madrid, acompañado o no del título, podría ser la chispa definitiva para que el delantero estallara en un equipo grande.

Todo preparado y la pólvora bien comprimida, dos pistoleros de auténtico lujo. Solo queda que Mark Clattenburg pite el comienzo de una batalla en la que solo uno quedará en pie sobre el césped de San Siro.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen