Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Barça y Madrid aspiran al título, y Rayo, Getafe y Sporting aspiran a Segunda

El próximo fín de semana se celebrará la última jornada de fútbol de primera división con dos equipos, FC Barcelona y Real Madrid que aspiran al título, y tres equipos, Rayo, Getafe y Sporting que aspiran al descenso


Foto del autor Fausto Ortega @Fausto,

Foto: Xocu
Foto: Xocu

A la Liga BBVA le queda un telediario. Y no solo por la apasionante jornada de fútbol, la 38ª de primera, que se va a celebrar este viernes, sábado y domingo 13,14 y 15 de mayo de 2016, sino también por la finalización del patrocinio de fútbol de Primera División por parte del banco BBVA, y que recientemente ha anunciado LaLiga.

Nos espera una apasionante jornada de fútbol de primera división, con dos equipos con posibilidades de conquistar el ansiado título, FC Barcelona y Real Madrid, y con tres equipos que luchan por evitar el descenso; Rayo Vallecano, Getafe CF y Sporting de Gijón.

En la parte de arriba de la tabla, el próximo sábado 14 de mayo, Barça y Madrid volverán a jugarse el título de fútbol más importante de España, en los últimos 90 minutos del campeonato. Y ambos lo harán en el estadio de un equipo que acaba de certificar la permanencia: los de Luis Enrique en Granada, los de Zidane en La Coruña.

Barcelona y Real Madrid ya se han jugado el título en la última jornada en seis ocasiones. En cinco de ellas, los azulgranas cantaron el alirón, mientras que los blancos salieron airosos de ese último partido solo una vez.

Después de que, Atlético de Madrid, limite su ambición en la última jornada de Liga a la segunda posición, doblegado por el Levante, ya sin opciones de luchar por el campeonato ni de superarse a sí mismo ni de conquistar un nuevo récord, el de los 90 puntos sumados en 2013-14, ya inalcanzables tras la derrota del domingo.

El Ciutat de Valencia, donde el argentino Diego Simeone nunca ha ganado, frustró al conjunto rojiblanco, ya apartado de la carrera con Barcelona y Real Madrid por un título lejano hace mes y medio -estaba a nueve puntos el 19 de marzo tras el 2-1 con el Sporting-, cercano después e imposible desde este domingo, desde el 2-1.

Y por la zona de descenso de la tabla de primera división, el próximo domingo 15 de mayo, a las 17:00 horas, Rayo, Getafe y Sporting de Gijón se disputarán una plaza de primera división y dos plazas de segunda división.

Getafe parte con una ligera ventaja, ya que depende de si mismo para asegurarse la plaza de primera división. Sporting y sobre todo Rayo Vallecano, no dependen de si mismos, y deben de vencer sus respectivos partidos y esperar un tropiezo del Getafe, en el caso del Sporting, y un tropiezo o empate del Getafe y Sporting, en el caso del Rayo Vallecano.

El Getafe ha resucitado en las cuatro últimas jornadas con la llegada de Juan Eduardo Esnáider el pasado 12 de abril, en sustitución del destituido Fran Escribá. El nuevo técnico ha permitido resucitar al equipo madrileño hasta el punto que ha pasado de ser colista a falta de cinco jornadas a depender de sí mismo en el último partido para salvarse.

Doce partidos sin ganar, dos puntos sumados de treinta y seis posibles y solo cuatro goles marcados que colocaron al equipo en descenso fueron la justificación para que Ángel Torres decidiera el 11 de abril destituir a Fran Escribá y buscar un revulsivo para el banquillo azulón.

Cuatro semanas después, el cambio experimentado por el Getafe ha sido llamativo, puesto que ha sumado ocho puntos de quince posibles -seis de ellos como visitante-, tras ganar a domicilio a Real Sociedad (1-2) y Deportivo (0-2), empatar en el Coliseum con el Valencia (2-2) y Sporting (1-1) y sufrir una derrota en el derbi contra el Real Madrid (1-5).

"Hace cinco jornadas éramos un equipo muerto y que no transmitía nada. No lo critico, lo afirmó, pero Esnáider cogió al equipo último, muerto, y ahora dependemos de nosotros", dijo tras el último partido Pedro León.

Precisamente el centrocampista murciano es uno de los que más ha mejorado sobre el césped su rendimiento en estos últimos partidos, al igual que hombres como Pablo Sarabia, Stefan Scepovic o Moi Gómez, de los que se esperaba más desde el inicio de temporada para liderar el proyecto deportivo fallido de Escribá.

La clave de la resurrección del Getafe en estas cuatro últimas semanas ha sido el trabajo psicológico que ha realizado con la plantilla el entrenador hispano-argentino, que llegó al conjunto azulón creyendo en las posibilidades de unos jugadores que estaban "bloqueados", según dijo hace un mes otro de los veteranos del equipo, el centrocampista Juan Rodríguez.

En el caso del Sporting, los resultados de la jornada disputada el pasado fin de semana hace le han provocado que no dependa de sí mismo para lograr la permanencia, ya que necesita ganar al Villarreal y que el Getafe no lo haga en el campo del Betis o incluso le podría valer el empate si pierde el equipo madrileño y no gana el Rayo Vallecano al Levante.

Los futbolistas rojiblancos reconocen estar "tocados" tras el empate en Getafe cuando veían muy cerca la victoria pero se aferran a poder lograr la permanencia en la última jornada como así consiguieron el ascenso en la pasada temporada en una carambola de resultados más complicada que la que necesita este domingo.

El Sporting ya había puesto a la venta las entradas para el partido ante el Villarreal la pasada semana cuando el encuentro estaba señalado para el sábado por lo que el club, tras el cambio de fecha, ha anunciado a los compradores de las entradas que quieran devolverla que pueden hacerlo en las taquillas del club y que las ya vendidas son válidas pese a que figure ahora una fecha errónea.

Rayo Vallecano si embargo lo tiene mucho más complicado, 72 goles encajados en 37 jornadas es el saldo negativo que el Rayo acumula esta temporada de fútbol y que, a falta de una jornada para acabar el campeonato, le hacen tener pie y medio en la Segunda división del fútbol español, al depender de dos equipos para salvar la categoría.

Ya lo había advertido Paco Jémez varias veces públicamente esta temporada. "Tenemos que mejorar la concentración en el momento de defender, porque cada balón que va a portería es gol" y como una premonición, ha si se ha cumplido.

En el partido más importante de la temporada, el de la última jornada en Anoeta, frente a la Real Sociedad, el equipo volvió a destapar sus carencias defensivas. Primero con un disparo flojo desde fuera del área de Oyarzabal que Juan Carlos fue incapaz de parar y segundo con una jugada a la contra que aprovechó Bautista para rematar desde la frontal.

Ese problema defensivo que el Rayo tiene, y que ha arrastrado toda la temporada, es el que acerca al equipo a Segunda, porque con una media de 1,94 goles encajados por partido se hace muy difícil para un equipo modesto mantener la categoría cuando el nivel de competitividad es tan alto en la Liga española de fútbol.

El estilo ofensivo que profesa Paco Jémez, unido en ocasiones a su valentía táctica, no ha tenido esta temporada el buen resultado que en las anteriores tres, cuando se logró la permanencia de manera holgada. Tampoco los jugadores son los mismos, temporada tras temporada, ni su estilo sorprende ya a rivales.

Ocho victorias, solo una a domicilio, la primera de la temporada en la jornada cuatro, en Las Palmas, es el pobre balance como visitante del Rayo, que solo ha sumado diez puntos en total lejos de Vallecas, un registro negativo solo superado por el colista Levante.

Otros que se han salvado de la zona de descenso, en el último momento, han sido; Granada, Espanyol y Real Betis y Deportivo de la Coruña.

El Granada ha logrado la permanencia matemática lograda en la agónica victoria conseguida el domingo por 1-4 en el Estadio Ramón Sánchez ante el Sevilla FC que permitió a los rojiblancos, aprovechándose de otros resultados de la jornada, certificar su permanencia en Primera. Está importantisima victoria va a permitirle vivir su segundo periplo más duradero en Primera División, seis campañas, aunque a nivel institucional el futuro de la entidad es incierto ante la posible venta de la sociedad por parte del máximo acccionista, el italiano Gino Pozzo.

El Espanyol ha logrado la permanencia sin “honra”, ya que como ha explicado el portero Pau López, pese a la certificar la permanencia matemática en Primera, "no puedes estar feliz tras encajar un 5-0 ante tu máximo rival" y ha calificado la temporada como "mala”.

Por último el Deportivo de la Coruña, que con la permanencia garantizada matemáticamente con el triunfo de este domingo ante el Villarreal (0-2), cerrará la temporada el próximo sábado ante el Real Madrid, y empieza a mirar al futuro, incierto para el técnico, que tiene contrato, y para algunos futbolistas de la plantilla.

Pase lo que pase ante el conjunto blanco, el Deportivo cerrará un ejercicio de contrastes, en el que fue la revelación de la primera vuelta y el peor equipo de 2016, algo que ni siquiera cambiaría una victoria en la última jornada de la anciana Liga BBVA.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen