Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Ansia de revancha

Aunque el "partido a partido" sea la máxima del Atlético de Madrid, la cita del 28 de mayo en la final de la Champions ante el Madrid vendrá con aires de venganza.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Foto: Getty Images.
Foto: Getty Images.

Nunca lo harán público, pero en el seno del Atlético de Madrid todos esperaban una nueva final contra el Real Madrid. La consigna general es la del silencio, la de tirar de tópicos y decir que a estas alturas cualquier rival es fuerte. Pero lo cierto es que en la Ribera del Manzanares nadie olvida al de Camas alzándose por encima de toda la defensa colchonera y anotando un empate que a la postre significaría la decepción para el Atlético de Madrid.

La etiqueta de ‘el pupas’ hace ya tiempo que desapareció, y el Atlético sabe muy bien lo que significa codearse con la élite del fútbol. Cinco títulos desde el año 2010, una Liga entre ellos, y una final de la Liga de Campeones en la que murió en la orilla, como más duele. Sí, quieren venganza. Porque desde que llegó Simeone al banquillo colchonero el fútbol en la capital ya no tiene dueño. De las 19 veces en las que se han enfrentado Madrid y Atlético con el argentino en el banquillo, los rojiblancos han ganado siete de ellas, por otras siete de los blancos. Igualdad máxima.

Quieren venganza porque aquel gol de Schwarzenbeck en la final del 74 también supuso un mazazo que, si bien se camufló con la final en Lisboa, aún permanece en la memoria de los atléticos más aventajados. Un gol al que le siguió un severo correctivo en forma de goleada en el desempate. Cuatro goles como cuatro soles, los mismos que acabó anotando el Madrid en la final de hace dos años. El Atlético acarició la orejona en dos ocasiones, casi podía ver ya su nombre escrito en la placa del ganador, pero la realidad fue bien distinta.

Los del Cholo Simeone esperan seguir los pasos de Barcelona y Juventus. A la tercera va la vencida. Tras dos finales recogiendo esa medalla que todos se quitan nada más recibirla, en el Calderón están convencidos de que este es su año. “Nosotros soñamos, y a veces los sueños se cumplen”. Así lo dijo Gabi, buque insignia de este Atlético. El capitán lideró el núcleo duro del Atlético hace dos temporadas y espera poder alzar la ansiada copa el 28 de mayo.

Aunque ahora se centren en las dos finales de la Liga, y aunque el partido a partido sea el padrenuestro desde finales de 2011, el Atlético de Madrid ha marcado a fuego la cita de finales de mayo en San Siro. De nuevo un derbi a gran escala, un Madrid-Atlético de Madrid que, aunque digan lo contrario, sabe a venganza.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen