Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Figo: "En casa tenemos de todo, incluso una culé"

Alejado de los campos de fútbol, el ex jugador portugués habló desde la barrera.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Fuente: Instagram.
Fuente: Instagram.

Luis Figo siempre da que hablar. El ex de Madrid y Barça lo hizo para el suplemento dominical de ‘El Mundo’, aunque esta vez dejó a un lado la polémica y se centró en su paso por el conjunto blanco y en su día a día tras la retirada de los campos de fútbol. El portugués forma parte del comité de la UEFA y posee una fundación que fomenta el deporte entre los jóvenes. Tras colgar las botas Figo ha optado por el hierro y ahora es un aficionado al golf, un deporte que se ha convertido en “una droga” para él.

¿Ganará el Madrid la Champions?: “Creo que tienen muchas posibilidades. Este año la Copa se le fue y deben pelear por el objetivo más completo que es la Champions”.

Su paso por el club merengue y el nacimiento de ‘los galácticos’: “Fue una época muy bonita. Todo comenzó por coincidencia, por ser yo el primero en llegar. Del 2000 al 2005 vivimos momentos buenos, pero también difíciles porque en un equipo como el Madrid, que está habituado a ganar, son muy importantes las victorias. Lo recuerdo con cariño porque no es fácil juntar tantos grandes nombres, o de los mejores en su posición, en un equipo. Y a pesar de que cada uno tenía su nombre y su ego, el funcionamiento y el ambiente eran fantásticos. Nos respetábamos, jugábamos como un equipo, ganábamos y nos divertíamos, y cada uno sabía lo que era su responsabilidad”.

El cambio de Barcelona a Madrid, una etapa difícil: “Me apoyé en mi familia. Ella me da fuerza y me ayuda a encontrar el equilibrio. Fueron momentos muy complicados para todos porque tuvieron que cambiar de ciudad, adaptarse a una nueva realidad, leer y escuchar muchas mentiras. Pero, al final, las cosas salieron bien y eso es lo que importa”.

¿Cómo empezó en el golf?: “Todo comenzó como un desafío entre amigos. Comencé a jugar cuando me retiré y la pasión se fue cimentando con el pasar del tiempo hasta convertirse en una especie de droga para mí. Me lo paso genial porque es un deporte que, cuando no eres profesional, tienes mucho que aprender cada día. El no dominarlo completamente como el fútbol, hace que resulte más apasionante todavía”.

¿Cómo vive ahora los ‘clásicos’?: “En casa tenemos de todo, incluso una culé. Una de mis hijas nació en Barcelona y es del Barça, pero siempre se impone el juego limpio. Respetamos las opiniones de todos, sin fanatismos que es lo peor para la sociedad. Nos preparamos un buen menú, un buen vino o un buen champán, y disfrutamos del partido”.

Una retirada meditada: “Un año antes de despedirme, sentí que quería dejarlo porque estaba al límite física y mentalmente. Después, me lesioné y, como no quería retirarme de esa forma, jugué un año más. Tenía clara la decisión y no me costó. Creo que si dudas, siempre puedes sentir la tentación de querer volver y eso es lo peor que puedes hacer. Segundas partes nunca son buenas”.

Comentarios


    Click para elegir imagen