Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Griezmann noquea al campeón

El Atlético de Madrid estará entre los cuatro mejores equipos de Europa tras derrotar al Barça por 2-0. Griezmann anotó los dos goles y encumbra a los rojiblancos.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Fuente: @deporvito.
Fuente: @deporvito.

Dicen que ser del Madrid o del Barça es muy fácil. Una afirmación a la que hay que incluir desde hoy al Atlético de Madrid. "Este año sí" se podía leer en la grada. Pero no es solo este año. El Atleti lleva dando guerra mucho tiempo, siendo como ese trozo de comida entre los dientes que solo puedes sacar a base de maña. Un equipo al que se le puede poner la etiqueta de ‘coco’. Las siete derrotas previas ante el Barça quedaron en anécdota, pues la victoria de hoy sabe a gloria bendita en el la Ribera del Manzanares. El aficionado colchonero se enfundó la bufanda y empezó a gritar, y no paró hasta el pitido final.

El Barça salió perdido al Calderón. Hoy era el día para encontrarse, pero los de Luis Enrique añadieron un nuevo capítulo a su estado de aletargamiento. Diego Pablo Simeone montó un muro en defensa. Poco importaba si era Messi o Neymar. Son buenos, pero aun no puede atravesar paredes. Mención especial a Godín, que fue el muro de carga que sostuvo a la zaga colchonera.

El Atlético esperó, como ese novio primerizo, hasta encontrar vía libre para soñar entre los mejores. Saúl la acarició con dulzura con el exterior de la bota izquierda y Griezmann, libre de marca, cabeceó el balón al fondo de la red para poner la eliminatoria de cara. El Atlético apretó la soga a un Barça que se asfixió en su propia posesión. Un toque y un trote cochinero que no encontró el gol del empate.

La segunda mitad fue otra historia pero con idéntico final. El Barcelona salió a matar o a morir al verde, pero el Atlético de Madrid se cubrió hasta soltar el gancho final. Poco les importó a los de Simeone encerrarse en su propia área, sabían que cualquier contragolpe era puro veneno.

Sin posibilidad de traspasar el muro, el Barça optó por el disparo lejano. Messi en alguna falta o Iniesta en busca de algún ‘Iniestazo’, pero poca chicha más. Los culés intimidaban más y mejor, pero el Atlético puso el autobús y a medio Calderón dentro de la portería. Los gritos de los 55.000 rojiblancos casi parecían empujar el balón al área de Ter Stegen.

Griezmann avisó en un mano a mano fallido y sentenció sobre el punto de penalti. Una descarada mano de Iniesta dentro del área fue el detonante de la histeria el en Calderón. El delantero bleu disparó a la izquierda del portero alemán y el Atlético aplicó la extremaunción al Barça, que murió sobre la pizarra del Cholo.

El Atlético vuelve a estar entre los cuatro grandes, y ya hace tiempo que dejó de ser una moda pasajera. Qué manera de creer…

Noticias relacionadas


Comentarios


    CarmenLC avatar
    CarmenLC
    0

    Impresionante partido colchoneros!!!

    Click para elegir imagen