Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies ×
Recibir notificaciones de noticias importantes y de tus equipos favoritos       No

Reparto de puntos en el derbi gallego

El 1-1 mantiene al Celta en los puestos europeos a la espera de lo que hagan Sevilla y Athletic, mientras que el Deportivo se mantiene en la zona cómoda de la tabla.


Foto del autor Daniel M. Venzalá @Danielmv,

Acabado el Barça-Madrid toda Galicia cambió de canal para vivir un derbi gallego pasado por agua. El partido no decepcionó a los valientes que fueron a Balaídos y se pudo ver un partido de fútbol disputado entre celestes y herculinos. 

Comenzó pegando el Deportivo por medio de Sidnei, pero el cabezazo del brasileño se marchó por encima del larguero de Sergio. Fue la antesala del primer gol de la noche. Fede Cartabia caracoleó en la frontal del área y filtró un pase a Luis Alberto, que vio a Borges en el segundo palo para que el mediocentro abriera la lata.

El partido no dio un respiro y el Celta reaccionó a los pocos minutos con un potente disparo de Orellana que se estrelló ligeramente en el palo. Los locales buscaban el empate como locos y Bongonda la tuvo en un mano a mano al que llegó falto de fuelle. Lux logró frenar lo que era un gol casi cantado.

Sí que lo cantaron cinco minutos más tarde los celtiñas. Fue Nolito, ese gaditano nacionalizado gallego, el que dejó su rúbrica en el golazo de la noche. El ex del Barça es talento puro en las Rías Baixas y su gol fue una buena muestra de ello, con una caricia a la pelota que se coló por la escuadra izquierda de Lux. El empate no fue la única noticia negativa para el Deportivo, ya que tras el gol Lux tuvo que ser sustituído tras un golpe en la rodilla.

El Celta buscó dar la vuelta al marcador antes del descanso en una bonita primera parte, pero el 1-1 no se movió en 'o Noso Derbi'.

Tras el parón se vio a un Celta mas insistente, queriendo matar el choque por la vía rápida.  Iago Aspas, que volvía al once de Berizzo, la tuvo en sus botas, pero el centro raso del de Moaña se encontró con un Arribas que dejaría a su equipo con uno menos diez minutos más tarde. Primero tras una falta a Orellana, que se iba por banda izquierda y minutos más tarde en un derribo a Nolito en la frontal del área que le costó la segunda amarilla.

Los celestes echaron el resto tras la expulsión del defensa deportivista pero las acometidas quedaron en agua de borrajas para los de Vigo, que con el empate mantienen intactas sus aspiraciones europeas. El Deportivo, por otra parte, vive en la zona cómoda de la tabla, y el único premio de los blanquiazules fue el de arrebatarle dos puntos a su eterno rival.

Noticias relacionadas


Comentarios


    Click para elegir imagen